martes, 15 de septiembre de 2009

Ofertas de trabajo al Inem




Las empresas que necesitan personal, pueden contactar con el Inem haciendo una oferta de empleo. El Inem, por su parte facilita a las empresas a los trabajadores que necesitan en base a los requisitos que éstas han requerido (que el trabajador tenga carnet, que tenga X conocimientos, experiencia, etc...).....Sin embargo, a la vista de las experiencias que he vivido a lo largo de mi carrera profesional, me decanto por aconsejar a mis clientes que lo mejor es que pongan un anuncio en la prensa local solicitando el personal que necesitan.

No sé exáctamente los criterios que sigue (o ha seguido hasta ahora el Inem, pués debemos pensar que ahora vivimos unos tiempos "extraños" debidos a la crisis), pero creo que hasta la fecha no han sido los más acertados, más que nada lo digo por los resultados obtenidos por mis clientes.

Desde el Inem enviaban a las empresas trabajadores con la siguiente problemática (como ejemplos):

  • Trabajadores con pocas ganas de trabajar, sólo iban a la entrevista de trabajo para que les pusieran el sello para justificar que habían ido a la misma y no perder su prestación....malpensando, creo que se debía enviar a las personas con más prestación pendiente de cobro, que es la que menos prisa tiene por encontrar trabajo.
  • Gente poco cualificada. Se pedían, por ejemplo, oficiales primera de construcción, y los pocos interesados que venían eran escasamente peones, eso sí, decían que eran oficiales.
  • Esos "trabajadores" que iban a sellar, incluso a veces se enfadaban si el empresario les hacía esperar un poco....

Como colmo del descaro, puedo comentar un caso que me llamó mucho la atención: Un cliente, montador de aluminio, me pide que haga, en su nombre, una oferta de trabajo al Inem solicitando un montador Oficial de 1ª. Empiezan a enviar gente (para lo del sello, claro). De pronto, llega un "señor", me niego a llamarlo trabajador, que parecía interesado en el trabajo, pero éste, quería imponer sus condiciones:

  1. Quería trabajar en negro, porque así podía seguir cobrando el PARO. Según él eso era bueno para mi cliente, porque así se ahorraba el coste de Seguridad Social.
  2. Para darse más prisa, además éste iba a llevarse a su "ayudante", así tenía "dos por el precio de uno"
  3. En el caso de que no le interesaran estas condiciones, el "trabajador" "autorizaba" a mi cliente a que le llamara para hacer trabajos puntuales (siempre en negro, claro).

O sea, que ese trabajador, cobraba el paro, quitaba el trabajo a las personas que realmente necesitan trabajar y además utiliza los servicios del Inem como fuente y base de datos para encontrar "clientes"....

A la vista de esto, mi cliente me hizo caso y puso un anuncio en la prensa, contratando posteriormente a una persona válida.

He de decir que si mi cliente hubiera aceptado, habría estado expuesto a una multa de 6.000 € por dar trabajo a un perceptor de la prestación por desempleo, mientras que al trabajador....le hubieran quitado la prestación.....(y punto)....No entiendo como se puede ser tanduro con uno, y tan blando con el otro....pero esa es otra cuestión.

Lógicamente ahora las cosas han cambiado dada la situación económica actual. Ahora sí hay realmente trabajadores que quieren trabajar, pero no hace tanto que ocurrió esto, en concreto a finales del 2008.

No quiero decir con ello que la intención del Inem no sea buena, ni mucho menos, sino que vista mi experiencia, no es eficaz. No se cual, pero se debería establecer un sistema que filtrara situaciones como esta, un sistema que sancionara ejemplarmente situaciones como la descrita.

Espero que cuando la situación mejore, y las empresas vuelvan a necesitar personal, se invente un sistema un poco mejor.



2 comentarios:

A las 16 de septiembre de 2009, 1:57 , Blogger José Amorós ha dicho...

Está claro que para buscar un trabajador la mejor opción no es el INEM, yo no hago ofertas de trabajadores al INEM, ya desde hace tiempo, estoy hasta las narices de que me tomen el pelo, encima parece que quedo yo mal ante mi cliente.

Recuerdo una hace ya varios años, era muy peculiar, porque la empresaria, al ser mujer quería sólo trabajadoras, que hablaran ruso si podia ser (preferiblemente de nacionalidad rusa), porque tenía un colectivo de clientas ruso muy grande, que supiera coser, sobretodo un determinado tipo de prenda, creo que era cuero, muy solicitado por esta clientela rusa; además la empresaria pidió un intervalo de edad concreto.

Puede parecer curiosa la oferta, pero eso es lo que quería la empresaria. Llegué al INEM, miraron la oferta, y me dijeron, no puedes discriminar a las personas mayores (me tacharon directamente el intervalo de edad), no puedes poner que sólo puedes contratar a mujeres, por el tema de la discriminación(me tacharon dicha preferencia), no tiene sentido que sea rusa (sin preguntarme nada, volvieron a tachar).
Le pregunté si podía devolverme la solicitud un momento, cuando accedió, la cogí y la rompí en sus narices, la dejé encima del mostrador y me fui sin mediar palabra.

en fin, mi experiencia con el inem en este sentido es más o menos como la que acabas de describir en tu post.


saludos.
josé carlos

 
A las 17 de septiembre de 2009, 11:22 , Blogger Jaumet ha dicho...

Pues tengo varias experiencias más...son todas por el estilo, no vale la pena contarlas....,

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal